El cáncer de piel

El cáncer de piel describe la multiplicación anormal de las células cutáneas. De acuerdo con el tumor, los factores de riesgo pueden ser muy diversas: la piel clara, la inmunosupresión, la familia de los casos de cáncer cutáneo, la presencia de lesiones precancerosas, la historia de la radioterapia, de ciertas patologías, el contacto prolongado con productos químicos …

Definición

El cáncer de piel es una multiplicación anormal de las células de la piel. Este tipo de cáncer puede ocurrir a cualquier edad.

Los más frecuentemente afectados áreas (cara, brazo,…) son aquellos que están expuestos a la luz ultravioleta (sol, cabina de bronceado).

Las principales formas de cáncer de pielLas principales formas de cáncer de piel

Hay dos tipos principales de cáncer de piel: basales y el carcinoma de células escamosas, que representan el 90% de los cánceres de piel y melanoma, que es más raro, pero también más graves.

– El carcinoma de células basales , la más frecuente y la menos grave, se desarrolla sólo a nivel local. Pero se puede extender en la superficie, obligando a una mayor destrucción de las zonas afectadas con la estética y / o funcional de las secuelas (ojos …).

– Epidermoide o de células escamosas : más agresivo que el carcinoma de células basales, que pueden invadir los ganglios linfáticos y metástasis.

– El Melanoma se desarrolla a partir de células de pigmento en la piel (melanocitos). Su riesgo de metástasis es importante y puede llegar a órganos como los pulmones. En algunos casos, está relacionado con la degeneración de un lunar.

Rara cánceres de piel

Formas raras de cáncer de piel existen:

– Sarcoma de kaposi;

– Enfermedad de Paget del pezón o extramamaria relacionados con el cáncer de mama;

– linfoma cutáneo de células T (micosis fungoide) …

Después de los tratamientos, las recurrencias son posibles. En algunos casos, la muerte puede ocurrir.

Causas

Los factores de riesgo pueden ser, dependiendo del tipo de tumor:

– un poquito de la piel;

– fuerte exposición a los rayos UV durante la infancia;

– una historia familiar de cáncer de piel;

– la presencia de lesiones precancerosas (leucoplasia …);

– una historia de la radioterapia;

– ciertas patologías (albinismo …);

– el contacto prolongado con productos químicos (arsénico …);

– inmunosupresión (sistema inmune debilitado el SIDA, como infecciones o después de ciertos tratamientos);

extendido de actividades profesionales en el aire libre (pescadores, trabajadores agrícolas …) …

La exposición a la energía solar y artificiales de radiación ultravioleta es el factor de riesgo más importante para desarrollar cáncer de piel.

Los SÍNTOMASLos SÍNTOMAS

Cuando se ubican en zonas poco visibles (cuero cabelludo, espalda …) o su apariencia no es preocupante, los tumores de la piel pueden pasar desapercibidas.

La piel expresiones pueden ser muy diferentes. Son propensos a aparecer en cualquier parte del cuerpo (cara, cuello, orejas, brazos …) en la forma de:

– claro, claro nódulos, a veces ulcerada con costras, o manchas rojas, liso, duro y cubierto con Caspa para el carcinoma de células basales;

– rojo, duro, ulcerada y crujiente de la lesión para el carcinoma de células escamosas;

– cambios en un lunar (más negro, más irregular, más voluminosos,…) o la aparición de un color marrón, negro, gris, a veces incoloro, a menudo moteado (blanco, rojo …) ataque para el melanoma;

– Eczema de la placa que rodea el pezón de la enfermedad de Paget;

– planas, de color rosa, púrpura o rojo máculas en el Sarcoma de kaposi.

Las membranas mucosas (boca, ano …) también pueden ser afectados.

Con el fin de beneficiarse de una atención adecuada, es imprescindible consultar a un médico.

Consejos de prevención

En la prevención del cáncer de piel , es necesario respetar algunas reglas:

– no exponer a los niños pequeños el sol;

– evitar la exposición prolongada al sol, especialmente entre el mediodía y las 4 de la tarde;

– regularmente aplicar protector solar en caso de exposición;

– desgaste, especialmente si usted tiene la luz de la piel, un sombrero o gorra, gafas de sol y la cubierta de la luz de la ropa;

– no la práctica de bronceado en la cabina UV;

– de forma rutinaria para la detección de lesiones precancerosas o de los cánceres de piel;

– límite, en verano, el uso de medicamentos fotosensibilizantes (anti-inflamatorio), ya que la piel es más sensible a los rayos del sol.

Es fundamental estar alerta a cualquier cambio (tamaño, forma, color …) de un lunar. Del mismo modo, la aparición de una pequeña mancha marrón en la piel debe conducir a consultar a un dermatólogo.

Analiza – Comentarios

Durante la consulta, el dermatólogo examina la totalidad de la piel y manchada de las sospechosas manchas o lunares. En caso de sospecha de cáncer, se le quita, generalmente bajo anestesia local, para que se analizan.

Si el diagnóstico de cáncer de la piel es confirmado, exámenes adicionales (tomografía computarizada, resonancia magnética, etc.) se puede realizar para evaluar la extensión de la lesión y para comprobar si hay otros órganos que han sido afectadas.

Tratamientos

El tratamiento de cáncer de piel depende de su forma y evolución.El tratamiento de cáncer de piel depende de su forma y evolución.

Cuando el cáncer se detecta en una etapa temprana, la primera línea de tratamiento es quirúrgico: extirpación del tumor se realiza generalmente bajo anestesia local. La detección temprana es crucial en la curación del cáncer cutáneo, especialmente de melanoma.

En una etapa más avanzada, el tratamiento es más a menudo se basan en:

– medicamentos (quimioterapia);

– cirugía (ablación del tumor), el cual puede ser seguido por la inmunoterapia;

– radioterapia.

Los avances terapéuticos están en marcha, con la reciente disponibilidad de nuevas moléculas de terapias dirigidas: ipilimumab y vemurafenib. Así, a partir de 2013 , el ipilimumab , un anticuerpo monoclonal, ha tenido una autorización de comercialización en Francia. Actúa sobre el sistema inmunológico estimulando a ayudar a destruir las células cancerosas. Duplica las tasas de supervivencia a un año y dos años.

Con el fin de vigilar la incidencia de la repetición o de nuevos cánceres de piel a largo plazo de la vigilancia médica es esencial.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*